Vinos del marco de Jerez: mirando hacia atrás sin ira