¿Qué rumbo ha tomado nuestra gastronomía en los últimos 10 años?

Inicio Foros Foro de gastronomía y restaurantes ¿Qué rumbo ha tomado nuestra gastronomía en los últimos 10 años?

Este debate contiene 24 respuestas, tiene 8 mensajes y lo actualizó  Dani C. This post has been viewed 356 times hace 3 meses, 1 semana. This post has been viewed 356 times

  • Autor
    Publicaciones
  • #5824

    Gabriel Argumosa
    Participante

    Las tendencias cambian a pasos agigantados y la gastronomía  no es una excepción.

    ¿En los últimos 10 años, que pensáis que he cambiado o que rumbo ha tomado,  nuestra gastronomía nacional?

    Me atrevo a deciros que mi idea al respecto es: las tapas siguen triunfando, las cocinas japonesas o china  siguen en boga (en el fondo tienen algo de tapas, con buena materia prima y bien tratada) Y hay un resurgir de los platos de toda  la vida, bien elaborados, no sé  si por el auge del turismo gastronómico o por evocaciones.

  • #5838

    Aurelio G-M
    Participante

    Hola Gabriel,

    Yo creo que en la coyuntura en la que nos desenvolvemos de globalización, comunicaciones, mestizajes, fuertes inmigraciones y emigraciones con convivencia de culturas y civilizaciones… hay una confluencia tremenda de corrientes que vienen y van, pero todas van dejando poso.

    Lo chino y japo ya no es una tendencia, pero ha dejado muchas cosas que se han integrado casi en nuestra gastronomía. Lo centro y sudamericano, otro tanto. Lo marroquí, lo paki… Esta todo por ahí y se va mezclando. En la alta cocina todos emplean ya técnicas y productos de cualquier parte del mundo. Y en la no tan alta cocina o incluso en los hogares, también.

    Peeeeero, por otro lado, hay una fuerte tendencia hacia el retorno del clasicismo, del producto, del tapeo…

    Un lío morrocotudo del que yo disfruto como un perro!!!

  • #5854

    Arolas
    Participante

    Muy buenas Gabriel . No debemos olvidar que la gastronomía va consolidándose con el paso del tiempo de la influencia de muchísimos ingredientes y técnicas que unas se quedan meramente como “modas” y las que se permanecen  ensanchan los horizontes de la propia gastronomía, haciéndola crecer y enriquecerse.

    Auque muchos no podamos disfrutar de la alta cocina , es vital porque abre muchísimas posibilidades tanto en conocimiento de técnicas como ingredientes. Hoy en día pienso que vuelve ,porque nunca ha desaparecido, las recetas de siempre y cada vez tendrá más presencia la “tasca”, “taberna”, bodega … la tapa , chacinería ,etc…. porque de la gastronomía popular y tradicional todavía queda mucho por salir y descubrir.

    Obviamnete pienso q las tendencias japo, libanesa,Thai , etc…. que cuidan producto y la frescura de ingredientes seguirá muy ligada a nosotros porque ya están dentro de nuestro ADN.

    un saludo

    • #5865

      Gabriel Argumosa
      Participante

      Pues mas o menos coincidimos, ciertas cocinas no decaen, las tapas van creciendo y resurgen los platos clásicos

      • #5866

        Gabriel Argumosa
        Participante

        Los platos clasicos no habian desaparecido, pero cocineros que los habian dejado de mano, han vuelto a elaborarlos, en una mayoria de los casos,  con técnicas más actualizadas.

         

        Saludos

  • #5870

    bluffant
    Participante

    Bueno, una cosa está clara el futuro se dirige hacia el producto y la mínima agresión o distorsión del mismo, las tapas siempre estarán en boga porque forman parte de nuestra cultura y nuestra manera de vivir, los platos tradicionales (con esto la vuelta al producto como eje central) se seguirán demandando porque necesitamos mantener nuestra identidad y protegerla. Lo del turismo, pues he visto de todo, turistas que buscan la nueva cocina española de vanguardia que tanto les aparece en las guías y otros que buscan un buen arroz o un buen cocido tradicional, así que pienso que los que damos el rumbo a las tendencias gastronómicas de este país somos los propios españolitos de a pié y no el turismo, en mi opinión influimos muchos más.

    Lo que más me gusta de esta nueva gastronomía, a mí en particular, es el foco que se está poniendo en la despensa española que tenemos, nuestras verduras, nuestra carne, nuestros vinos y la importancia de la cercanía del producto,  todo eso unido a la mezcla de culturas que han pasado por estas tierras más las influencias que hemos tenido estos últimos años, no solo de productos utilizados en otros paises (Japón, Thailandía, Marruecos,etc…..) sino de sus técnicas de preparación de los alimentos, llegan los fermentados para quedarse, llegan los crudos para quedarse, la mezcla de especias, los marinados cortos y un largo etc….

    Bluffant

     

    • #5874

      Gabriel Argumosa
      Participante

      Las tapas, son nuestra cultura, pero aparte de eso tiene una serie de ventajas.

      Si tú vas a un restaurante y pides dos platos y te confundes, te tienes que aguantar y con  las tapas la confusión, si se produce,  se arregla mejor.

      El cerebro cuando dejas de comer durante 10 minutos, deja de solicitar más ingesta, por ello si te vas de tapas y cambias de lugar,  con 3 puedes casi quedas satisfecho.

      Y, en este país el ver y ser visto es muy  importante.

       

      Saludos

  • #5872

    Javier
    Participante

    Hola Gabriel. Pues estoy totalmente de acuerdo (como siempre) con tu exposición. Aquí en valencia , te añadiría que ha entrado también , en los últimos tiempos, la cocina Peruana y Mexicana. En lo referente a la cocina me da la sensación que , por diferentes motivos , desde la crisis hasta el hartazgo de las modas pasajeras, ha resurgido la cocina tradicional basada en la materia prima. Tengo la sensación de que los cocineros cada vez están mas obsesionados en la búsqueda de los mejores productos.

  • #5873

    Gabriel Argumosa
    Participante

    La cocinas foráneas que ha entrado en nuestra gastronomía, de momento para quedarse, como la japonesa o la peruana, tratan de forma adecuada y realzando, a los buenos productos.

    Como no hay mal que por bien no venga, creo que la crisis nos ha favorecido, promocionando los platos de nuestro acervo gastronómico y a las tapas.

    Saludos Javier

  • #5880

    Javier de Castro
    Jefe de claves

    las tapas siguen triunfando, las cocinas japonesas o china siguen en boga (en el fondo tienen algo de tapas, con buena materia prima y bien tratada) Y hay un resurgir de los platos de toda la vida, bien elaborados, no sé si por el auge del turismo gastronómico o por evocaciones.

    Sí, estoy de acuerdo contigo, Gabriel. Haría una matización: la fusión está en retroceso. Creo que en estos momentos se prima la autenticidad (local, nacional o foránea) en detrimento del mestizaje y la fusión, cuyo momento de esplendor ya pasó.

    Sin embargo, también hay un auge en la utilización de productos cercanos (Km. 0), incluso en la preparación de platos de cocinas muy alejadas de la local, lo que no necesariamente entra en contradicción con lo anterior. En este punto considero, por cierto, muy interesante la reivindicación del origen del producto e incluso del productor. Cada vez encuentro más establecimientos en los que me hablan, casi siempre con afecto, del trabajo del productor (agricultor, afinador, productor o distribuidor).

    Y, por último aunque también relacionado, una tendencia a la revaluación de los productos Bio en la elaboración.

    Saludos,

    Javier

    • #5926

      Gabriel Argumosa
      Participante

      Afortunadamente, paso aquellas época que todos los productos foraneos eran mejores, o al menos muchos lo creian.

       

      Me acuerdo de aquellas jornadas que organizaba el CI, sobre productos de algun  país europeo,  que la gente compraba sin ton ni son.

       

      Un saludo Javier

      • #5941

        Javier de Castro
        Jefe de claves

        Bueno, Gabriel, lo europeo, hoy en día, es lo nuestro. Las tendencias de nuestros días vienen de mucho más lejos.

        Saludos,

        Javier

        • #5956

          Gabriel Argumosa
          Participante

          Yo entiendo que muchos inmigrantes tengan añoranza de esos productos. Sabemos que a dia de hoy, se habla mucho de generar  emociones en la gastronomía y a ellos los tiene que generar.

          Yo a veces hago “tortos de  harina de maiz”, por añorar ese sabor de muy niño, pero seguro  que si los tomase  a diario no me gustarian en absoluto.

  • #7542

    Dani C.
    Jefe de claves

    Estaba repasando el hilo ahora mismo porque había llegado a un conclusión y, vaya por Dios, ahí estaba @javierdecastro que llegaba a la misma.

    Este verano que hemos estado saliendo bastante a cenar, a sitios mejores y otros peores, de lo que me he dado cuenta es de lo poco que queda de la fusión… Y creo que esto es bueno, porque al final nos gusta la verdad. Me acordaba del título de una novela fantástica de Josephine Tey, La hija del tiempo, que no es otra que la verdad.

    Y sí, el tiempo nos ha enseñado que nos gusta la cocina de verdad, la japonesa, no los nigiri de huevo frito y morcilla, ni las chanzas medio-algo que en realidad son casi-nada.

    Volvemos al producto, volvemos a lo auténtico y vamos hacia una cocina más pura, con menos artificios. Se vuelve al puré y la crema y se dejan las espumas, las esferificaciones (menos el dichoso postrecito esférico de chocolate que te derriten en la mesa) y los triples saltos mortales. Y a ver cuándo erradicamos los trampantojos 🙂

    Saludos

    Dani

    La vida es tan aburrida sin picante.

    • #7548

      Aurelio G-M
      Participante

      Muy buena esa novela, Dani, excelente recomendación!

      Con respecto al tema de fusión y trampantojos, yo creo que van a existir siempre, sobre todo el tema de fusión. Es inevitable, creo.

      Y oye, que a mí me gustan ambas cosas. Al igual que me gusta la cocina tradicional, no elijo, tengo la suerte de poder comer un día de un modo y otro de otro, me encanta ir variando.

      Por cierto, jeje, a principios del S. XVI, un cocido con alubias en lugar de con habas, era cocina fusión… ¿Dónde está entonces “la verdad”?

      XXD

      • Esta respuesta fue modificada hace 3 meses, 2 semanas por  Aurelio G-M.
      • Esta respuesta fue modificada hace 3 meses, 2 semanas por  Aurelio G-M.
      • #7553

        bluffant
        Participante

        Cierto, la cocina evoluciona, y  esa evolución la adaptamos y algunas propuestas se quedan entre nosotros hasta fusionarse por completo. Así que la “verdad” también evoluciona, como bien indica Aurelio. Lo que sí se viene observando es el trato al producto, a no manipularlo mucho.

        Y lo que sí da gustico es el fin de las esferificaciones y pronto el fin de los trampantojos, que como gracieta está bien al principio, pero luego ya….

      • #7559

        Dani C.
        Jefe de claves

        Bueno, pues un poco te contestas tú solo con la frase del final. Evidentemente, si te centras en otra época, pues antes del s. XV nada llevaba patata, así que fusión latinoamericana es la tortilla de patata a las patatas con chorizo. Evidentemente.

        A lo que vamos es que ahora te tomas un taco de cochinita pibil en muchos sitios, pero los tacos de morcilla de burgos ya no los veo tanto, como los nigiri de huevo frito de codorniz y trufa. ¿Que el nigiri se ha quedado para siempre? Pues claro, como la pizza o la pasta, que están sumamente prostituidas por todo el mundo, pero ya no no diría que los falsos carbonara que hacen el 99% de nuestros compatriotas, es decir con nata, son cocina fusión. Es otra cosa.

        Tampoco acabo de ver ese fusión vs tradicional. Creo que la idea es más cocina auténtica vs fusión. Yo no opondría los huevos rotos al ceviche, pero sí haría antagonistas claros al segundo con el ceviche de ciervo, o al civet de rape.

        Y sí, el taco de blanc i negre llegó y gustó, pero se pasó, se pasó y ahora comes un cochinita, un pastor o de carnitas. Y eso ha quedado, la cocina auténtica.

        A mí los trampantojos nunca me gustaron, más allá del huevo frito que me hacía mi abuela con nata montada y melocotón en almíbar, puro juego de niños que acababa con una manzana cortada como si fueran patatas fritas. Un juego divertido con un nivel gastronómico mediocre a lo sumo.

        Saludos

        Dani

        La vida es tan aburrida sin picante.

    • #7583

      Javier de Castro
      Jefe de claves

      Pues no puedo estar más de acuerdo con usted, que tan de acuerdo está conmigo… 😉

      Saludos,

      Javier

  • #7560

    Jose
    Participante
    Haría una matización: la fusión está en retroceso.
    Llega ahora una fusión que a mi me resulta mucho más interesante. No la fusión de los cocineros que cogen ingredientes de aquí y allá y construyen un plato en función de su criterio, su conocimiento y experiencias; que es interesante, sin duda, pero me interesa menos.
    Llega ahora la fusión de las generaciones que han nacido aquí, que están en su país de nacimiento y juntan la cultura de sus familias inmigradas con lo cotidiano de por aquí. Juntan ingredientes, formas de cocinar, nuevas corrientes y algo tan humano como generación de nueva cultura de modo natural en base a conocimiento y cultura previa.
    Chifa, nikkei, criolla…
    Saludos,
    Jose
    • #7562

      Aurelio G-M
      Participante

      La cocina chifa… ayayay qué locura.

      Otra cocina fusión por descubrir en España es la cajún. Yo he probado sólo 3 o 4 cositas, y me parece un espectáculo.

      “Cajún Country Cooking”, estoy por hacer un viaje a Louisiana sólo por ello… África, España, Francia, Italia y Gran Bretaña en su plato, oiga!

      • #7570

        Dani C.
        Jefe de claves

        La cocina chifa es cocina “natural”, por decirlo de alguna manera. Dos cocinas que se ponen en contacto porque conviven. Otra cosa muy distintas es cuando hago cocina de Kazajistan con pero de estilo mediterráneo. Vamos, el ejemplo de los nigiri con huevo de codorniz me parece paradigmático de lo que no me gusta, pero ojo, que no estamos hablando de gustos, estamos hablando de tendencias, y creo que eso se pierde.

        Saludos

        Dani

        La vida es tan aburrida sin picante.

    • #7584

      Javier de Castro
      Jefe de claves

      Visto así, también tienes razón, @jose. Me gusta cuando me ofrecen cocina foránea fruto de una experiencia, una vivencia o una estancia, más allá del mero afán de “innovar por innovar” (falsamente, a menudo).

      Saludos,

      Javier

      • #7589

        Jose
        Participante

        Se abusa de la palabra innovar, las más de las veces por desconocimiento; algunas otras por afán. Que algo sea nuevo no implica que sea innovador. Sólo si produce un cambio en su contexto (u otros) podremos hablar de que supone una innovación. Poooor ejemplo, las roner sí supusieron una innovación. Los coulant fueron innovación, el tomate del gazpacho fue innovación. Envolver chistorra en alga nori, pueees no. ¿Nuevo? Sí. ¿Innovador? Nekeneke.

        Saludos,

        Jose

        • #7590

          Dani C.
          Jefe de claves

          Me gusta esa forma de enfocarlo. Tal vez no me he expresado bien, pero lo que quiero decir es eso y lo amplío a la fusión. La fusión bien entendida, por el contacto de pueblos que comparten vivencias, cultura y cocina, la entiendo y me gusta. La forzada, la buscada o la falsamente innovadora, no me interesan. Pero al margen de eso, me guste o no, hablamos de tendencia, y yo cada vez veo menos fusión.

          Saludos

          Dani

          La vida es tan aburrida sin picante.

  • #7561

    Jose
    Participante

    tacos de morcilla de burgos

    You say taco. I say… ¡talo! ^__^

    Saludos,

    Jose

Debes estar registrado para responder a este debate.

Compártelo