Fraula restaurante



Ubicación: C/ Cirilo Amorós 84
       Valencia (Valencia/València)
       España
Código Postal: 46004
Teléfono: 680348120
Horario: Lunes, tarde del domingo y tarde del martes cerrado.
Menciones:
Tipo de cocina: Creativa y De autor
Te puede interesar:
Web: http://www.fraula.es/
Precio estimado: 60,00€

Valoración media :  
5 stars   1
4 stars   2
3 stars   0
2 stars   0
1 stars   0
4 estrellas de 3 Valoraciones
Cocina 4 4
Servicio 4 4
Local 3 3
Servicio del vino 4 4
Relacion calidad-precio 5 5
Compártelo

8 comentarios sobre “Fraula restaurante

  • el 10 abril, 2021 a las 19:08
    Permalink

    Fascinante nueva propuesta de alta cocina en el centro de Valencia. Pese a que abrieron a finales del 2019, he dicho “nueva” porque con el añito pandémico que llevamos… se han podido dejar ver poco.

    Es sin duda de los restaurantes más sugerentes que he visitado últimamente. Cuando descubres quienes son los chefs y propietarios, vas entendiendo… Son dos jóvenes con amplio recorrido a sus espaldas: Dani Malavía y Roseta Félix. Entre uno y otro, en algún caso los dos, han pasado por El Poblet, Quique Dacosta, Ricard Camarena, El Celler de Can Roca… ¿quién da más?

    Pues sí, hay más: la sala la pilota esa contrastada maître/sumiller llamada Marta de Castro (ex Bibo, Apicius, Ricard Camarena…). Amigo, ahora sí que no hay quien dé más.

    El pequeño local, en el tramo de Cirilo Amorós más próximo al río, muestra un absoluto minimalismo atemperado por una cálida iluminación. Llamativa la desnudez, no verás ni un solo cuadro en las paredes, ni un solo adorno. Toda una declaración de intenciones: Mire usted en su mesa, en su plato, en su copa, céntrese, no se despiste, vamos a inundarle de sensaciones y necesitamos toda su atención.

    Tienen dos menús-degustación, uno medio (denominado Cebera, “cebollera” en valenciano, en su acepción de construcción agrícola, 45 €) y otro largo (llamado Fraula, “fresa” en valenciano, 65 €). Optamos por el largo:

    —————

    Aperitivos
    Berenjena – Parmesano – Barbacoa japonesa
    Steak tartar – Palmito

    Entrantes
    Ostra “Les Perles” – Bloody Mary – Apio Vodka
    Atún – Alcachofa – Caviar Baerii
    Calamar – Carbonara – Yema curada
    Cococha – Pilpil Kombu – Codium
    Arroz – Gamba blanca – Ajillo

    Pescado
    Denton – Guisante lágrima – Menier

    Carne
    Pichón Mont Royale – Royale – Naranja amarga

    Postre
    Miso – Toffee – Sirope de arce – Trompetillas de la muerte

    —————

    Qué maravilla, qué disfrute. En nuestra mesa desnuda, ante nuestros ojos atentos y nuestros paladares expectantes, fue desfilando una sucesión de aciertos que alcanzó el clímax con uno de los postres que más me han gustado en toda mi vida. Qué regularidad, ni un pero.

    Una cocina creativa, limpia, avanzada. Esa escuela, esa formación de la que hablábamos, se percibe en todos los platos. Técnica, oficio, profesionalidad… y arte. Con unos emplatados quirúrgicos… con mucho arte también.

    Apuesta clara por el producto valenciano como protagonista de los platos, pero sin talibanismos a la hora de buscar actores secundarios: ingredientes, acompañamientos… de cualquier lugar, lo que mejor realce al prota.

    Siempre que hago una reseña me gusta destacar dos o tres platos y detenerme un poco en ellos, me cuesta elegir solo tres, pero lo haré pese a que soy consciente que cometo tremendas injusticias al ningunear otros.

    Empiezo por el “Calamar – Carbonara – Yema curada”, según me comentaron ya un cásico. ¡Qué monstruos, no llevan nada activos y ya tienen clásicos! Un plato realmente voluptuoso, de los de relamerte con cada bocado, adictivo, qué conjunción de sabores con el único destello en la textura de recrujir del calamar.

    Sigo con las “Cocochas – Pilpil Kombu – Codium”, con una presentación plástica a más no poder y esa sensación única que deja en boca la cococha bien trabajada, con ese incisivo pilpil de algas exóticas y patrias.

    Hago una trampilla y, antes de pasar al tercero, me detengo en la guarnición del denton, unos guisantes lágrima valencianos que no tienen mucho que envidiar a los getaiarras, y que eran una locura, con ese sabor marino, parafinado por fuera y crepitante al atacarlos.

    El tercero era el “Pichón Mont Royale – Royale – Naranja amarga” uahhhhh qué saboraco, qué potencia domada de las partes nobles del pichón combinadas con la royale de las innobles y esa naranja amarga dando juego. Ufff. Primoroso y entrañable el emplatado, rematado por una pintura con la propia royale bosquejando el relieve de los montes del pueblo de Dani, Pajaroncillo (Cuenca).

    Ya sé que ya están los tres platos, pero como es un postre y está fuera de convenio por ser como adelantaba uno de los mejores postres que este que les escribe ha podido disfrutar en su vida, hay un cuarto: “Miso – Toffee – Sirope de arce – Trompetillas de la muerte”. No sé cómo describirlo. Cumple todas las obligaciones de un postre, pero sin apenas dulzor, el justo, sustituido por la salinidad, la terrosidad, la mineralidad, la humedad. Una mascletá fresca en boca la combinación del ruso de miso y toffee con la transparente cobertura del sirope de arce… y el impecable helado de trompetillas, qué embrujo. Repetí. Hacía muuuchos años que no repetía un postre.

    La carta de vinos… ¿adivinan cómo puede ser estando ahí Marta de Castro? Pues eso. ¿Y su servicio? Pues eso. ¿Y el servicio en sala? Pues eso. Grande Marta. Omnipresente.

    FRAULA. Hay que ir.

    Valoración media 5 5
    Cocina 5 5
    Servicio 5 5
    Local 3 3
    Servicio del vino 5 5
    Relacion calidad-precio 5 5

    • el 11 abril, 2021 a las 07:54
      Permalink

      Y sabía yo que te gustaría. Tengo ganas de volver a menú largo, pues siempre he ido a menú de mediodía.

      Buen disfrute. Sobre todo la profesionalidad del equipo.

  • el 16 febrero, 2020 a las 12:45
    Permalink

    Conocimos el restaurante por una recomendación de Dani. Decidimos ir un sábado por la noche, y nos ofrecieron carta o un menú especial. Al ser nuestra primera vez, optamos por el menú, compuesto por: 5 entrantes, plato principal y postre. Ningún plato nos dejó indiferentes, todos con gran originalidad y sorprendentes sabores. Muy buena atención por parte del personal de sala, siempre dispuestos a hacer de la cena una gran experiencia.

    Valoración media 4 4
    Cocina 4 4
    Servicio 4 4
    Local 3 3
    Servicio del vino 3 3
    Relacion calidad-precio 4 4
  • el 7 febrero, 2020 a las 17:00
    Permalink

    Antes de cualquier valoración decir que hasta ahora lo que he probado de Fraula es el menú de mediodía, con las limitaciones que eso supone, así como el servicio del vino (valorado en 3 estrellas porque no he tenido ocasión de disfrutarlo más allá de la copita suelta) a pesar de todo lo dicho uno puede hacerse una idea bastante clara de lo que se cuece en Fraula.

    Local impecable, amplio, luminoso, cocina abierta visualmente aunque separada por una vitrina y ubicado en pleno centro de Valencia.

    Servicio muy atento y con maniobras muy profesionales, grandes bandejas para servir y retirar. A destacar la vajilla, los cubiertos e incluso los apoya cubiertos y posavasos que están elegidos con mucho gusto (a pesar de ser dispares).

    La propuesta gastronómica es de lo más original con inspiraciones manchegas (oiga que son de Pajaroncillo) pero con su toque diferenciador y de vanguardia. La calidad de la materia prima es innegable, se aprecia a primera vista. Quizás echo en falta un toque de identidad (ojo esto es muy personal) algo que digas “este plato es de Fraula” o ese toque discordante en el plato, quizás ese punch cítrico o ese fondo bien “corsé” o ese punto de vinagre suelto por ahí que te hace girar los ojos. Seguramente esto lo dará el rodaje del equipo y la maduración de sus ideas y propuestas conforme vayan o vayamos adaptándonos. Con esto no quiero decir que sean elaboraciones planas, de eso nada, tiene su personalidad pero creo que anda un poco agazapada a la espera del momento de confianza oportuno.

    En definitiva muy recomendable, empiezan con paso fuerte, tienen una relación calidad precio abrumadora, un local de lo más acogedor y una atención exquisita.

    La Relación Calidad Precio es destacable y entra de lleno en la lista de los locales de Valencia capital donde se cuida hasta el más mínimo detalle en sala, en la presentación, en la calidad de la materia y en la propuesta gastronómica a un precio muy muy comedido. “El club del 17-20” ( dícese de los restaurantes que proponen menús entre 17€ y 20€ con muy buenas prestaciones; menú de mediodía entre semana con tres mini entrantes, un principal y postre).

    Deseando comer a la carta, deseándolo. En breve soluciono este tema y comentamos que tal a la carta y que tal el servicio del vino.

    Valoración media 4 4
    Cocina 4 4
    Servicio 4 4
    Local 4 4
    Servicio del vino 3 3
    Relacion calidad-precio 5 5
    • el 8 febrero, 2020 a las 12:03
      Permalink

      Apunto, apunto!
      Precisamente acabo yo de colgar uno que entraría en el club que mencionas, me ha hecho mucha gracia esa denominación que te has inventao XXD
      El que yo comento es Bocado.
      También este, tras los tres entrantes mencionados, tiene el principal a elegir entre carne, pescado o arroz?

Deja un comentario