CocaLoka


Teléfono: 963445631
Ubicación: Planta inferior del Mercado de Colón de Valencia. Calle Jorge Juan, 19. 46004
    Valencia (València)
    España
Horario: Lunes a domingo, 13:30 a 23:30 | Sin reserva.
Momentos: Cena
Tipo de cocina: Actualizada
Web: https://ricardcamarena.com/nace-cocaloka-un-pop-up-efimero/
Precio medio: 25.00€
Tapa, bebida, producto estrella: Cocaloka de pastrami

Valoración media :  
5 stars   1
4 stars   0
3 stars   0
2 stars   0
1 stars   0
5 estrellas de 1 valoraciones
Valoración 5 5
Relación calidad-precio 5 5
Compártelo

9 comentarios sobre “CocaLoka

  • el 12 enero, 2020 a las 15:59
    Permalink

    “CocaLoka, ni pizza ni coca” / “Un pop-up efímero”

    ¿Pero qué será esto que ha montado Ricard Camarena en los bajos del Mercado de Colón de Valencia, en el espacio “LAB”?

    “Ni pizza ni coca”… A ver qué masa se ha inventao el tío.

    “Pop-up efímero”… Algo emergente y fugaz, no diseñado para permanecer sino todo lo contrario, de corta duración… ¿?

    Ah, ¿que además no reservan?

    Ahí andaba yo, con la pereza de desplazarme en el centro de Valencia y no tener mesa, peleando con las ganas de conocer esta nueva aventura de Ricard, hasta que un día se alinearon todos los astros y por los bajos de Colón que caí, a eso de las 13’30h y conseguí mesa. Vamos, vamos!!!

    Está al ladito de Habitual, y guarda su estética tan personal en la pared que comparten, el resto del local sin embargo ciertamente da sensación de provisionalidad, con mobiliario y decoración así como callejera.

    La aparente sencillez de la propuesta es pasmosa: una carta con 9 entrantes, 12 cocalokas y 5 postres.
    Nos dejamos aconsejar (bueno, no, pedimos más de lo que nos sugerían, este jo… genio) y pedimos para compartir todo, éramos dos, pues dos entrantes, dos cocalokas y dos postres:

    ———-
    · Roast beef – vitello tonnato – zaatsr – alcaparra
    · Guacamole valenciano
    · CocaLoka de berenjena – holandesa – queso feta – tomate – piñones
    · CocaLoka de pastrami – col china – cheddar – cebolla – encurtidos
    · Bocata de nata helada – almendra garrapiñada
    · Cheesecake
    ———-

    Los entrantes, divinos oye, qué rica esta evolución del vitello tonnato (un poco más de caña, más anchoa, no le hubiera ido mal de todos modos), y qué rico ese guacamole, natural, natural, con totopos deliciosos y con ese toque de frutos secos y sobre todo encurtidos que le daban un puntillo diferente, punzante y atractivo.

    Pero aquí habíamos venido a setas, no a rolex, así que ¡a por las cocalokas! Buahhh, qué delicia, qué saaaaabrosura. “El secreto está en la masa”, eso me vino a la cabeza, ese viejo slogan, qué aplicable es para este inventaco del RC team. Una masa entre pizza y coca, que parte de harinas ecológicas e integrales y se elabora 100% con masa madre a la que se somete a una larga fermentación, por lo que las levaduras están ya muy ralentizadas ocasionando suavidad, amigabilidad y buenas digestiones. Claro, se inventan la masa y luego para qué quieres más, tienen a su disposición todos los platos que se crean constantemente en todos los restaurantes de RC para ponerlos encima de alguna forma. La de berenjena era una locura de jugosidad, finura y expansividad, con una gruesa y generosa capa de ella mezclada con el resto de ingredientes, qué explosión de sabor en cada mordida. Y la de pastrami, inevitable pedirla, intensa y potente, pero refrescada por la col y los encurtidos, estupenda, quizás se quedó un puntito seco alguna parte del pastrami.

    Los postres, correcta la tarta de queso y delicioso ese bocata de nata helada, voluptuoso, me recordó a esas brevas de nata que comíamos en Zaragoza, pero versión 3.0.

    La oferta de vinos, muy cortita, algo que se esperaba por el tipo de negocio, ahora bien, apañada y además puedes pedir cualquiera de ellos por copas, que es lo que hice yo.

    Y cómo no, el servicio, marca de la casa, no me canso de decir que RC es un cocinero como la copa de un pino, sí, pero aún es mejor seleccionador y gestor de personal, gente implicada, con ilusión y dinamismo.

    En fin, que la propuesta es desenfadada, redonda y versátil, válida para ir sólo, con pareja, con hijos, con amigos… se adapta a todo pese a su aparente sencillez. Ojo, no os creáis que vais al Canalla o al Habitual, ni siquiera al Central Bar, estamos hablando de otra cosa, ¡cuidado con las expectativas! Dicho esto, aunque yo no soy de pizzas y tal, si reservaran iría de vez en cuando, me moló el temita, es diferente. Por cierto, lo de efímero… no me lo creo ni de coña, no tiene sentido, ¿cómo vas a desaprovechar este movidón? Yo no veo este proyecto fugaz y con fecha de caducidad sino todo lo contrario, exportable a otras ciudades. Tienen la masa, tienen lo de encima, tienen el nombre (rompedor)… lo tienen todo, sólo les falta el diseño-tipo del local. Doble contra sencillo a que están ya trabajando en ello.

    Valoración 5
    Relación calidad-precio 5

      • el 13 enero, 2020 a las 20:23
        Permalink

        Vuelva, vuelva Sr. Cervera, al final usté y yo, con alguna diferencia, pero solemos coincidir, no puede haber tanta discrepancia, a no ser claro, lo que comento de las expectativas, yo iba sin ninguna y usté con muchas…
        Aúpa ese @dani !!!

  • el 12 enero, 2020 a las 15:50
    Permalink

    Todavía no he tenido la oportunidad de catarlo …pero por lo que sé por ahora continua por decisión de los clientes ….tiene pinta de quedarse.

      • el 12 enero, 2020 a las 20:04
        Permalink

        Encontrar un nicho de mercado dónde diferenciarte es muy complicado y ellos …a lo mejor de forma indirecta han encontrado algo “informal” que está gustando mucho.

        • el 13 enero, 2020 a las 09:33
          Permalink

          Bueno lo pintas que “pa que más” me pasa como a @dani que tendré que volver, en sí todo estaba rico pero quizás las expectativas eran muy altas, sí me parece ver una evolución en la carta (igual estoy equivocado, pero cuando fui habían elaboraciones de otros restaurantes del grupo) parece que se está diferenciando. Otro cantar es el precio si no recuerdo mal salimos a unos 30€ por cabeza y sin grandes comandas. Volveremos a ver y con la segunda experiencia valoraremos en Gaudaru.

          • el 13 enero, 2020 a las 20:29
            Permalink

            Jeje, tienes que volver con Dani, @bluffant 😉

            Yo fui sabiendo previamente a lo que iba por comentarios de amigos, así que lo que me encontré fue lo esperado, mejor, pero claro, como digo en la reseña, sin compararlo ni con RC ni con Canalla ni con Habitual ni siquiera con Central. Iba a un lugar donde RC hace una mezcla de pizza y coca, sin más.

            Y me encantó (y a mi chica, ni te digo)

            En cuanto al prize, yo pagué unos 35€, con entrante, cocaloka, postre y un par de vinos. Me parece top para el placer que me ocasionó.

            Aquí es que entran en juego tres cosas muy peligrosas, que las carga el diablo: los gustos, las exigencias, y las expectativas

            XXXD

Deja un comentario