Piripi


Teléfono: 965616425
Ubicación: Av. Oscar Espla, 30 3003
    Alacant / Alicante (Alicante/Alacant)
    España
Horario: Abre todos los días de la semana
Momentos: Comida
Tipo de cocina: Arroces, De mercado, y Mediterránea
Web: https://grupogastronou.com/piripi/
Precio medio: 75.00€
Tapa, bebida, producto estrella: Producto de calidad

Valoración media :  
5 stars   2
4 stars   0
3 stars   0
2 stars   0
1 stars   0
5 estrellas de 2 valoraciones
Valoración 5 5
Relación calidad-precio 5 5
Compártelo

6 comentarios sobre “Piripi

  • el 2 marzo, 2024 a las 20:09
    Permalink

    Jatetú si me gusta este establecimiento, que cuando pienso en Alicante, pienso en Piripi. Van indisolublemente ligados en mi imaginario personal.

    Y mira que hay lugares de barra en Alicante que me pirran, como El Cantó, La Máquina de Escribir, La Taberna del Gourmet… todos son “de los míos”, de los de acodarte en la barra y tomarte un buen vinito con tres o cuatro cositas ricas. Uno es más popular, otro más especial, el otro más cool… y todos ellos tiene cabida en mi corazón, pero…. detrás de Piripi.

    Piripi es que lo tiene todo. Ojo, hablo de abajo, de la planta calle, de la barra, que el restaurante, arriba, también está bien, muy bien, pero ése no es mi libro, no es el libro del que vengo a hablar, Milá.

    Se trata de una enorme barra en forma de herradura que ocupa todo el local, dejando espacio a los lados para pequeñas mesitas altas pegadas a los laterales. Entre las banquetas de la barra y las mesas altas, siempre ocupadas, y con cierta rotación, se forma ahí un “barro” adorable.

    Piripi es luminoso, es limpio, es fresco, es amplio, es desahogado, es ambientado, es clásico, es elegantorro… es que lo tiene todo, y, sobre todo… ¡qué barra! ¿qué no hay en esa barra?

    Su oferta es diáfana y directa: el mejor producto de temporada conviviendo con las tapas típicas de la zona.

    Siempre tiene los mejores pescados (entre los que casi nunca faltan los loritos o raons), mariscos, carnes, jamones y embutidos premium, hongos frescos… y las raciones populares de rigor (una rusa superior, bravas de enloquecer, ensalada murciana de llorar, croquetas de morirse), además de arroces y platos de cuchara del día.

    Y, además de todo eso, ahí dos cositas como que los diferencian, como que son su santo y seña “comercial”: por un lado los mejores salazones de Alicante (que es casi como decir los mejores de España) acompañados de las mejores almendras tostadas que he probado jamás, y por otro los célebres “swarovski”, una ingeniosa manera de denominar a unas tostas alargadas de pan cristal entre los que destacan el de ensaladilla con anchoa, y mi favorito, el swarosvski de huevo de codorniz frito con jamón, que no tiene ná y lo tiene tó.

    De beber una bodega de muchos quilates, y con una oferta de vinos por copas estupenda, locales, nacionales, y foráneos entre los que siempre tiene cositas especiales. Un champagne, un cava, un rosado, ocho blancos y seis tintos, tenían la última vez, me molesté en contarlos. Cené con una godellito gallega y una copita de Tanuki Bob, ese tinto balear tan singular de la variedad autóctona de allá manto negro.

    El servicio, sencillamente soberbio, de los de antes que debían ser de los de ahora, serios, profesionales, atentos, educados, respetuosos… y si quieres cercanía, ellos “lo leen” y te la dan.

    ¿Cómo no adorar Piripi?

    Valoración 5
    Relación calidad-precio 5

  • el 27 noviembre, 2023 a las 19:33
    Permalink

    Premisa:
    Tiene el grupo Gastronou varios locales en Alicante. No puedo asegurarlo, pero creo que comparten carta. Dado que Nou Manolín estaba hasta arriba cuando fui, y fui temprano, pensé en acercarme a este Piripi, algo más alejado del cogollo.

    Y vamos al lío pues. Llegar temprano, local amplio. Barra bien grande, barras adicionales en la zona de ventanas y zona de restaurante para comer bien cómodo y sentado… y se llenó toíto en media hora 8-o

    Personal bien profesional. Mucho (ver nota al pie). Atentos a todo y a todos. Recomendando bien a todo quisque en función de lo que estuviesen buscando. Rebien. Requetemuybien.

    Y vamos con lo mollar. He tardado unas semanas en hablar del lugar, porque no tenía claro si ubicarlo en bar / taberna o restaurante. Y en fin, que a la barra acudo como un desalmado y, creo, que es la esencia del local. Eso sí, tienen un producto de una calidad flipante. Que nada más entrar ya me había quedado mirando a los ojos a unos salmonetes como para pedirles en matrimoño. La gamba roja, que la ves ahí, y tiene un aspecto sensacional. Miras la barra, la carta, hablas con ellos, porque hay que hablar con ellos que son gente maja y que te recomienda bien y más o menos el asunto está decidido.

    Un par de croquetas, a ver qué tal. Oye, pues muy ricas. Muy bien de textura, claro, pelín grueso de más el pan rallado, pero eso son manías mías. Y cucha, tienen un plato de puchero cada día. Ese día había marmitako, y se puede pedir por medias. Pues vamos también a ello. Curioso. Con más aspecto de “entomatao” que de marmitako, pero en los guisos cada uno en su casa lo hace como quiere. Pues bien rico, pero es que el punto del bonito era flipante. Como tataki, pero con el exterior delicado y cocinado. Y vamos con la mandanga inicial. Un preciosidad de salmonete (70 EUR/Kg, no asustarse), de los de cuarto y mitad, de los que suelo ver en La2, frito y desespinado. Maravilla de pez. Como sea que tengo más vicio que una puerta vieja había que pedir postre: Lorito o raós (90,90 EUR/Kg, no asustarse del todo). Tenían un aspecto extraordinario. Para comerte 10 en apnea. Pero vamos con uno, que no estamos en edad (ni con cartera) para algo así.

    Local lleno, barra llena, sala llena, atención estupenda, de la cocina salía todo a ritmo y estupendo, calidad extraordinaria… No pude por menos que pedirles que les dieran las gracias de mi parte a sus compañeros de la cocina, porque llevaba allí hora y pico… siendo feliz. El compañero de barra, por otro lado desconocido, decidió sumarse a esas palabras.

    Tienen vinos. En la pizarra hay blancos, tintos, un rosado… pero oye, estoy en una barra; ¡ aguas en las que navegar ! Par de copas del tinto La Aguilera (5,23 EUR) y una del blanco Campo La Elise (5 EUR)

    Toda esta felicidad, a la que volvería ahora mismo, ¡ incluso repitiendo platos ! por 72,45 EUR

    Nota: Una vez mas observo que yo no podría trabajar en este gremio. Unos tipos en la barra, tres, quejándose de la cantidad de la ración de pulpitos / chipirones. Les explican el tamaño de las raciones y estos energúmenos les inquieren si ese peso es antes o después de cocinados. Tranquilamente les explican que quieren que allí la gente sea feliz, y que sin problema les ponen más en la ración. Les asaltan con que no parece que estén felices ellos haciendo ese trabajo. Con toda la calma del mundo les explican que son felices haciéndonos felices, que de verdad que no quieren que se vayan con mal sabor de boca por algo así… Tres frases antes yo ya les habría sacado de las solapas del local y anotado sus nombres para no dejarles entrar en ninguno de los restaurantes del grupo.

    Valoración 5
    Relación calidad-precio 5
    • el 28 noviembre, 2023 a las 06:14
      Permalink

      Juer, no me puedo creer que no haya colgado yo ni Piripi ni Nou Manolín! Yo creo que pensaba que ya lo había hecho, y por ello cada vez que he ido, ya no lo he pensado. Es que a Nou Manolín, mucho menos, pero a Piripi… uffff si habré estado veces.

      La carta sí es la misma, y veo que te has dejado para la próxima los salazones (esas huevas de maruca con almendras) y los célebres swarovski jejeje

      Abrzs

      • el 28 noviembre, 2023 a las 20:15
        Permalink

        Uy mijo, ¡ me dejé el 99% de la carta ! ¡ Pues anda que no tienen ahí cosas ricas ! Por otro lado, y huelga decir, que de las muchas taritas que me ornan está la de transitar con calma indiferencia ante cualquier plato que se titule “swarovski”. Soy más de “Biutiful mandanga” ^__^

        • el 29 noviembre, 2023 a las 06:51
          Permalink

          Sí, sí, jeje, pero amigo, si por algo fue conocido el Piripi fue por sus salazones (con las mejores almendras que nunca he probado)…

          Unforgivable!!!

          (los swarovski sí te los perdono, son montaditos de pan cristal, pero ojo, el de rusa y anchoa cual marinera… iahhhhhhjjjjjj)

          😉

          • el 29 noviembre, 2023 a las 19:39
            Permalink

            Salía continuamente ese asunto con el pan de cristal. Y jamón, maemía qué de jamón salía. Que entre pitos y flautas estuve dentro 2 horas. Y desde que llegué hasta que me fui había una persona cortando jamón continuamente. Sin parar. Sólo estaba en eso. En cortar jamón y cortar jamón y cortar jamón… pero es que no paraban de salir comandas de jamón 8-o

Deja un comentario