Vaixell



Ubicación: Calle 30, chalet 34
       La Cañada (Valencia/València)
       España
Código Postal: 46182
Teléfono: 961322634
Horario: Abre de martes a domingos en horario de comidas (en verano abre también viernes y sábados noche)
Menciones:
Tipo de cocina: Actualizada y Mediterránea
Te puede interesar: Con menú de mediodía y Con terraza
Web: https://www.facebook.com/VaixellRestaurant/
Precio estimado: 20,00€

Valoración media :  
5 stars   0
4 stars   1
3 stars   1
2 stars   0
1 stars   0
4 estrellas de 2 Valoraciones
Cocina 5 5
Servicio 3 3
Local 3 3
Servicio del vino 3 3
Relacion calidad-precio 5 5
Compártelo

8 comentarios sobre “Vaixell

  • el 26 febrero, 2020 a las 08:48
    Permalink

    La primera vez que lo visité, fue un poco de pura casualidad, sin haber seguido muy de cerca las opiniones del restaurante, buscaba um sitio donde comer antes de llegar a una vacaciones en familia a Valencia, y pareció una buena oportunidad para probarlo. Salimos contentos sin más, ni maravillados, ni descontentos, cumplió, pero lo cierto es que no recuerdo ni si comimos de menú, si menú ampliado con platos, o a la carta. Ni remota idea. Sí que después he hablado en alguna ocasión sobre el sitio con Aurelio, y me dejó con las ganas de volver.

    Pasaba hace unos meses por la puerta a la hora de comer, y se me encendió la bombilla, “hostia, EL Vaixell…”, llamé por no desviarme en vano, y allí que acabé. Lo cierto es que si no vas avisado, el lugar resulta “extraño”, por decirlo suavemente, el servicio, más de lo mismo, la sala, para que contar, e incluso la carta no me terminaba de llamar, pero como quería conocerlo más en profundidad, acabé decantándome por platos más por descarte, que por que me resultasen en ese momento atractivos en sí, y es que la carta es cortísima. Luego terminé de ver la razón. Y es que el menú que vi que fueron sirviendo por todas las mesas es sensacional, y comí muy bien, que conste, las chuletillas en cantidad y calidad extraordinarias, la alcachofa “curiosa”, no la había comido nunca así, aunque para uno solo, acabó resultándome un poco cansina, mejor para compartir, la croqueta y las anchoas buenas.

    Al final, con un par de copas de vino y carajillo final (sin postre), rondó los 40€, sin duda volveré, pero presumiblemente, si no hay plato de la carta que me motive, será al menú.

    Valoración media 3 3
    Cocina 4 4
    Servicio 3 3
    Local 2 2
    Servicio del vino 2 2
    Relacion calidad-precio 5 5

  • el 22 febrero, 2020 a las 10:58
    Permalink

    Vaixell restaurant es probablemente el restaurante en el que más veces he comido/cenado en mi vida. Y no es porque esté cerca de mi casa, que también, es porque Tomás Montán, su propietario y chef, tiene duende. Es de esos tipos tocados por la mano de Dios y bendecidos con un don. Tomás hoy batalla en el duro mercado del menú del día, pero podría estar perfectamente pilotando algún restaurante top michelinizado. ¿Y por qué no lo está? Ah amigo, si yo lo supiera… Son de esas cosas incomprensibles.

    Tomás hace de lo sencillo un espectáculo. Con una alcachofa te hace una flor, la impregna con cognac de trufa hecho por él y la baña en una suave emulsión de vinagre de jerez, por ejemplo. O una simple ensaladilla suya, sentidita de encurtidos, te la pone en un colín en forma de U con dos anchoas (una marinera) y levitas, o con un pescado barato… Aquí quería yo llegar, a los pescados. Tomás Montán es uno de los cocineros que yo conozco que mejor trata el pescado. Es increíble ver cómo lo toca, lo dispone, lo corta. La palabra que se me ocurre cuando he tenido la ocasión de verle cocinar un pescado es “naturalidad”. Todo le sale espontáneo, parece que lo lleva dentro y no piensa cuando manipula un pequeño jurel o un mero de 20 kg. Él sabe cómo colocarlo, por dónde cortarlo y en qué sección, cómo cocinar una parte, otra… En la actualidad, en sus menús del día puedes, sueles, encontrar algún pescado de bajo coste que muchas veces él mismo consigue en la lonja. No lo dudes, pídelo, no es que te vaya a gustar, es que vas a alucinar de lo que es capaz de hacer Tomás con algún pescado que otros desprecian.

    Hoy a Tomás se le ve feliz, en su restaurante Vaixell (un encantador chalet de estilo racionalista que simula un barco, con agradable jardín), dando únicamente menús del día, y abriendo solo a mediodía, excepto en verano, que abre también las noches de viernes y sábados. No se va a hacer millonario así, pero está orgulloso de lo que ofrece por 14’5€ ( 17’5€ los findes) y tiene tiempo libre. Su talón de Aquiles siempre ha sido el servicio, pero es que por ese precio y con esa calidad, no puede tener 20 camareros, y si sube el precio, la gente no va. La Cañada es muy complicada, quizás en otro lugar… Pero La Cañada es su casa, el chalet es suyo…

    Yo. desde luego, seguiré yendo. Y muy a menudo.

    P.D.: ayer caí por ahí y de los platos del menú elegí un “Huevo Vaixell” (poché a baja temperatura, trufado previamente, con patatas paja y lascas de trufa fresca por encima) y un Bacalao fresco con patatas, cebolla, ajos y pimientos asados por él en la chimenea que… ¡qué placer, ni te cuento!

    Valoración media 4 4
    Cocina 5 5
    Servicio 2 2
    Local 3 3
    Servicio del vino 3 3
    Relacion calidad-precio 5 5

  • el 22 febrero, 2020 a las 10:55
    Permalink

    Aurelio! , muchas gracias por tus sinceros comentarios. Tal cual mi realidad en estos momentos. Espero algún día mejorar el servicio, estamos en ello… siempre estamos en ello. No se que mas decir, Agradecido por tu apoyo y el de tu mujer siempre.
    Vaixell os quiere!

Deja un comentario