Es tiempo de rosados

El consumo mundial del vino rosado ha crecido en más de un 20% en la última década y en 2014 aproximadamente un tercio del vino consumido en el mundo fue rosado.

Pedir un rosado es algo que está hoy en día “de moda y bien visto” en Francia, Reino Unido y en Estados Unidos, y esta moda está llegando también a España e Italia.

Se están desterrando ideas o “creencias erróneas bastante generalizadas” como son: el rosado es cosa de mujeres; se utilizan las uvas de peor calidad; los rosados son bajos en alcohol; no maridan con ningún tipo de comida; no hay rosados de calidad en España; los rosados son todos iguales; el rosado es para la gente a la que no le gusta el vino.

Hoy en día, el vino rosado puede ser sencillo y frutal, pero también puede ser un vino complejo, a veces con envejecimiento en botella, en madera o en depósito.

Nadie nos podrá discutir que sus colores son en general muy agradables, indistintamente del tiempo en el que las pieles o los hollejos de las uvas permanezcan en contacto en el mosto. En su elaboración en la actualidad, las bodegas suelen usar variedades tintas, destacando la tempranillo, la prieto picudo, o la garnacha. Y en muchos casos se utilizan también uvas blancas que aportan otros matices, sobre todo en su color.

Dejando aparte su color, son vinos de alta e interesante intensidad aromática, con un toque dulce en boca pero sin perder la acidez.

Apetece tomar un rosado, no solo como aperitivo o a partir de la media tarde, también acompañando a la comida; recordemos que Alejandro Dumas escribió: ”El vino es la parte espiritual de la comida, pues el alimento no es más que la materia”.

Los vinos rosados combinan de forma excelente con entrantes, arroces, pasta, aves e incluso con carnes a la brasa, generando un contraste muy agradable entre el amargor de las zonas chamuscadas con el dulzor del rosado.

Se consumen más en la época veraniega, pero como todos los buenos productos, “están buenos  y agradan siempre”.

Compártelo

6
Leave a Reply

Por favor Inicia sesión para comentar
4 Hilos de comentarios
2 Hilo de respuestas
4 Seguidores
 
Comentario más reaccionado
Hilo de comentarios más caliente
5 Comentarios de los autores
Dani C.Gabriel ArgumosaAurelio G-MweetamixPablo Comentarios recientes de los usuarios
  Suscribirse  
Lo más nuevo lo más antiguo lo más votado
Notificar por
Aurelio G-M
Usuario

Siempre me han gustado los rosados. Hace años, cuando comenzaron a elaborase corpulentos y vinosos, me aficioné muchísimo. Me bajó un poco la fiebre y ahora me está volviendo, con rosados muy diferentes y de los más diversos perfiles y registros.

Raro es el finde ahora en verano, que no descorche un rosado. Ayer sin ir más lejos, uno de Montsant estupendo (Les Argiles 2019, D’Orto Vins).

Como muy bien dices, Gabriel, “es tiempo de rosados”

weetamix
Usuario
weetamix

Hola!
Qué aparente me viene este hilo para preguntar… habéis probado el vino de Chivite Rosado en colaboración con Arzak?
Lo probé el otro día y estaba malo de solemnidad y no me cuadra, le echo la culpa a la botella que salió mala porque Chivite, en su nivel, considero que trabaja bien en lo que se aplica (tiene un blanco por 10 euros “Legardeta” que me parece muy recomendable). Si me decís que esta bueno el Arzak, me compro una botella en cuanto salga de casa para resarcirme.
Por cierto, probé hace poco el Valenciso Rosado (de tempranillo) y me pareció un vinazo, aunque reconozco que no soy objetivo con la bodega…. a ver si me decís algo.

Dani C.
Admin

Puessssss, lo he probado y, sin llegar a decir que es malo, me gusta más el Chivite rosado “normal”. Ahora, que si me preguntas qué rosado bebo habitualmente: Muga, sin lugar a dudas.
Me gusta mucho el de Ramón Bilbao, entre esos dos, se van mis ahorros en rosados.

Pablo
Usuario
Pablo

Completamente de acuerdo.